Rogando Cuatro Años por la Justicia
Parjeja de Los Fuertes no Abandonarán Caso del Asesinato de su Hijo

May 28th, 2013
by

Luz Marina López, un comerciante en Coxen Hole, y su esposo, Jonathan Nuñez, un transportista, rogaron a las autoridades de Roatán y de Tegucigalpa por tres años y medio que investigaran el asesinato de su hijo, quien fue encontrado muerto en septiembre de 2009. Su persistencia tal vez produjo resultados por fin en abril con la detención de un posible autor del crimen – es hermano de un fiscal de Roatán.

Según documentos de los tribunales de Roatán, Walter Alfonso Vallecillo Rosales fue acusado el 7 de abril por la fiscalía por el robo y homicidio de Esly Nahún Nuñez. Los padres, y otra fuente de la Voz, dijeron que el acusado es hermano de Zayda Vallecillo Rosales, un fiscal del Ministerio Público asignado a Roatán.

La Voz no pudo revisar el contenido del expediente, porque los jueces trabajando en Roatán recientemente dijeron al personal de los tribunales que dejaran de permitir que el público revisara los expedientes criminales.

López y Nuñez afirmaron que Vallecillo tuvo audiencia el 12 de abril y fue ordenado a detención preventiva en La Ceiba. Esperan más detenidos en el caso.

Según la pareja, su hijo Esly, de 22 años y conocido como “Toby,” salió con amigos un viernes, 12 de septiembre de 2009, a más o menos las 9 p.m., durante el carnival de West End el último día del Torneo Internacional de Pesca.

Las personas que acompañaron a Esly esa noche dijeron que fueron primero al Estadio Jerry Hynds en Los Fuertes y después a French Harbour a recoger más amigos. Después todos fueron, en dos carros, a West End. Una compañera dijo que estaban en el Rocket Burger de West End bailando cuando alguien se enojó de Esly y le dijo, “Te voy a matar.”

La próxima mañana, López, quien había salido para La Ceiba el día anterior a traer mercancía, recibió una llamada de una empleada que le contó que una señora había llegado a su tienda a contar que uno de sus hijos se había encontrado muerto cerca de la iglesia Metodista en Mango Bight, en el punto de Flowers Bay. López, madre de cuatro hijos, gritó, “Quien?! Quien?! Quien?!” La mujer dijo que fue el que andaba en carro rojo – su menor, Esly.

López inmediatamente llamó a su esposo. Nuñez dice que llegó a la escena del crimen aproximadamente a las 8 a.m., donde encontró a su hijo muerto, acostado en la orilla de la calle. Su carro estuvo cerca, con el motor todavía encendida y música saliendo de alto volúmen. Detectives de la DNIC estaban sacando evidencias.

Nuñez dijo que Esly había recibido dos tiros en la cabeza a “quema ropa.” Hubo indicaciones que había luchado contra sus atacadores. Su celular, prendas, dinero y mercancía que llevaba en el carro habían sido robados. El detective encargado, Alex Ordoñez, le dijo, “No se preocupe. En las próximas horas van a haber detenidos.”

Luz Marina López en su tienda de Coxen Hole con su marido, Jonathan Nuñez.

Luz Marina López en su tienda de Coxen Hole con su marido, Jonathan Nuñez.

Nuñez pagó a una avioneta privada a transportar al cadáver a La Ceiba para hacer una autopsia. Dijo que la autopsia reveló que Esly se murió a las 4 de la mañana y que recibió un golpe a la parte atrás de la cabeza antes que lo dispararon.

Los padres enterraron a su hijo fallecido en su ciudad natal, Puerto Cortés, y volvieron a Roatán, donde se presentaron a la jefatura policial a ver como andaba la investigación del crimen. Nuñez dijo que el detective Ordoñez afirmó que ya tuvo un sospechoso identificado.

Después el caso fue “engavetado” tres años, dijo López.

Ordoñez fue transferido fuera de la isla esa misma semana, dijo Nuñez. La pareja trajo investigadores desde La Ceiba para recolectar evidencias, las que dicen que después desaparecieron. Apelaron primero al Alcalde Dale Jackson y luego a su sucesor Julio Galindo para que ayudaran, sin resultados.

Después de dos años, la pareja viajó a Tegucigalpa a apelar directamente al Ministerio Público y otros oficiales nacionales. Vinieron unos investigadores de la capital. Revisaron la información de Tigo y confirmaron que alguién había hecho llamadas del teléfono que fue robado de Esly y que el teléfono después fue vendido. Pasó más tiempo.

Esly Nuñez se tomó la foto en Miami mientras compraba mercancía para traer a vender en su boutique de Coxen Hole.

Esly Nuñez se tomó la foto un año antes de su meurte mientras compraba mercancía en Miami para traer a vender en su boutique de Coxen Hole.

Mientras tanto, Nuñez leyó en el periódico de una organización que cuidó por la impunidad en casos de asesinato de homosexuales en Honduras (Esly operaba una tienda de modas y era gay). Nuñez no creyó que Esly fue asesinado porque era gay, pero pidió que ese organismo (que no quizo nombrar) se interesara en el caso. Finalmente, el fiscal especial para crimenes de odio se involucró, y un detective vino de Chicago para investigar, resultando en el arresto de Vallecillo en abril.

“Tenemos el fé en Dios que todo se va a aclarar,” dijo Nuñez.

“Después de cuatro años, estamos victoriosos,” dijo López, aunque destaca que el caso no ha terminado todavía.

Ninguno de los dos da crédito a las autoridades de Roatán.

Al contrario, dijo Nuñez, “Lo que nos preocupa a nosotros es el hecho que las policías están perjudicando la investigación.”

Comments Off on Rogando Cuatro Años por la Justicia

Parjeja de Los Fuertes no Abandonarán Caso del Asesinato de su Hijo

Comments are closed.