Dios me Hizo Crecer y Creer

October 26th, 2012
by -

[private] By Padre Fredy Cabrera, CMF.
Misionero Claretiano

“Habiendo amado a los suyos… los amó hasta el extremo… Se levanta de la mesa, se quita el manto, y tomando una toalla se la ató a la cintura. Después echa agua en un recipiente y se puso a lavarles los pies a los discípulos y a secárselos con la toalla que llevaba en la cintura.” (Jn 13,1.4-5)

V10-11-ReligionEn marzo del año 2005 llegué como joven estudiante que recién se abría a compartir la vida misionera con un hombre de gran andadura, el querido y recordado Padre Faro. Con él me inicié como discípulo, pues fue con él que aprendí a caminar con este Pueblo de Dios. Recuerdo todavía esos tímidos comienzos y la alegría e ilusión con la que fui recibido.

Haciendo un recuento de los años solo me atrevo a decir gracias a Dios por lo bueno que ha sido conmigo. Gracias a la Familia Misionera a la que pertenezco, los Misioneros Claretianos, que confiaron en mí al enviarme a esta tierra bendita. Gracias a todos los que hicieron posible mi vida misionera en Guanaja, Utila y Roatán. Cada detalle, cada gesto, cada palabra, cada vivencia fueron forjando más y más mi vida.

He intentando ser compañero de camino y he querido no distinguirme y pasar desapercibido, pero no siempre lo logré. Reconozco que algunas veces, no los supe acompañar como era debido. Por eso en estas líneas no puede faltar el pedirles perdón.

Con su fe y con sus luchas me enseñaron mucho. Creo que el aprendiz era yo y los maestros ustedes. Qué buena escuela tuve!!! Les llevaré en mi mente, y en mi corazón. No se les olvide algo fundamental, nuestra mirada ha de estar siempre fija en Jesús y en su causa, el Reino. Con Él y siguiendo sus ideales, no nos perderemos nunca en el inmenso mar de situaciones que a veces aquejan nuestra vida. La fe ha de permanecer con nosotros siempre. ¡Conservémosla! Dicha fe nos ayudará, incluso, a abrir los ojos, para ver con claridad nuestros errores.

Debemos soñar siempre con ser mejores, aprendiendo de las lecciones que nos da la vida; y algo muy importante, no perdamos la memoria, porque esta nos permitirá preparar ese futuro mejor para las nuevas generaciones.

Somos, como muchas veces les dije, una familia de peregrinos “migrantes.” Esta condición común nos compromete a trabajar con un espíritu de mayor libertad y unidad. ¿De qué nos sirve estar enfrentados, divididos y menospreciándonos? De poco o nada.

Las actitudes de rivalidad nos empobrecen como seres humanos en sociedad. En un lugar tan pequeño como nuestras Islas, debe prevalecer el principio de la tolerancia y de la mínima convivencia. Sino la vida se hace compleja y triste. Que nuestro corazón al encontrarse con Jesús aprenda a morir al egoísmo y se abra al amor de verdad.

Aunque las cosas caminen más lento de que lo que esperamos, no nos desanimemos. Algo mejor nos espera en el horizonte. ¡Hagamos que suceda! Pero hagámoslo con optimismo, paciencia y fe.

Que no nos falte nunca la solidaridad para no desamparar a aquel que nos necesita, pues esto aparte de que nos hará mejores personas, nos hará constructores de ese futuro mejor para todos y todas.

Y algo más, cuidemos esta belleza natural que ha sido puesta por Dios en nuestras manos. Recordemos que no somos dueños absolutos de lo que hay aquí en las Islas, solo somos administradores. Así que ánimo y que Dios les bendiga y les guarde.

Hasta pronto. [/private]

Comments (4)

4 Responses to “Dios me Hizo Crecer y Creer”

  1. anybunny.mobi/latest/ Says:

    anybunny.mobi/latest/

    anybunny.mobi/latest/

  2. mobilebestporn Says:

    Another Title

    I saw this really great post today.

  3. dudesex Says:

    Title

    this really great post.

  4. http://www.moviesxxx.biz Says:

    porn video

    porn video

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.